Ver más noticias

Uso de la tDCS en el tratamiento de la depresión

Publicado el 21 de March de 2021 por María Auxiliadora Paéz Pérez. Archivado en TDCS

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), el rasgo común de los conocidos como “trastornos depresivos” es la presencia de un ánimo triste, vacío o irritable, acompañado de cambios somáticos y cognitivos que afectan significativamente a la capacidad funcional del individuo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) añade la presencia pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. Según la OMS, se calcula que afecta a más de 300 millones de personas. 

Se desconoce la causa exacta, pero se puede ver influida por factores genéticos, cambios en neurotransmisores, en la función neuroendocrina o áreas del cerebro y factores psicosociales. El diagnóstico, por lo general, se realiza tras una entrevista y la administración de cuestionarios específicos. En el tratamiento se utilizan fármacos, psicoterapia o ambos y en ocasiones terapia de estimulación eléctrica transcraneal (tDCS) o estimulación magnética transcraneal rápida (rEMT).

 

Como antes hemos mencionado, a día de hoy existen nuevos métodos como la estimulación transcraneal de corriente directa o por sus siglas tDCS.

La tDCS (del inglés transcranial Direct Current Stimlation) es un método de tratamiento no invasivo. Se produce mediante una corriente continua muy débil que atraviesa el cráneo hasta llegar al cerebro y actúa a través de dos electrodos (ánodo y cátodo) colocados sobre la cabeza. La corriente tiene un efecto inhibitorio o excitatorio sobre la actividad cortical del cerebro. Los estudios demuestran efectos terapéuticos muy prometedores para tratar la depresión en pacientes sin farmacorresistencia.

Los estudios con imágenes médicas demuestran que durante la depresión existe una actividad diferente en la población de neuronas de la corteza prefrontal, área de nuestro cerebro más implicada en funciones de adaptación al medio, toma de decisiones o resolución de problemas. Mediante el uso de la tDCS, en combinación con terapia psicológica, se ha determinado un efecto antidepresivo en diferentes estudios después de 10 a 15 sesiones. La evidencia para la tDCS en la depresión ha sido valorada con el nivel B - probablemente eficaz (aunque no para la depresión en pacientes con farmacorresistencia). 

En nuestro centro contamos con el DC - STIMULATOR MOBILE, un dispositivo médico certificado para uso de rutina diaria en clínicas, así como en consultorios médicos y psicológicos.

  • Brunoni et al., British Journal of Psychiatry, 2016: tDCS for Acute Major Depressive Episodes: Meta-Analysis of Individual Patient Data Cuatro de los seis estudios mencionados aquí fueron realizados con el DC-STIMULATOR de neuroConn. Datos de seis estudios doble ciego con 289 pacientes. Tamaño del efecto de la tDCS comparable con los tamaños del efecto de la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr, conocida también como rTMS).
  • Diagn, M., & Mentais, S. D. E. T. (2013). Transtornos Depressivos - DSM - 5. In Manual Diagnóstico E Estatístico De Transtornos Mentais - Dsm - V.
  • Lefaucheur et al., Clinical Neurophysiology, 2017: Evidence-based guidelines on the therapeutic use of transcranial direct current stimulation (tDCS) Nivel de evidencias B recomendado para la tDCS anodal sobre la DLPFC izquierda para depresiones graves sin farmacorresistencia.
  • OMS | Depresión. (n.d.). Retrieved March 21, 2021, from https://www.who.int/topics/depression/es/

¿Algún comentario?