Ver más noticias

La influencia de la música en el desarrollo infantil

Publicado el 31 de March de 2016 por Pilar Madueño Cobo. Archivado en desarrollo

La música es una herramienta útil para fomentar el desarrollo tanto de niños como de adultos. Ayuda a establecer las conexiones sinápticas con mayor rapidez y efectividad en el cerebro y también mejora el desempeño en otras actividades. Hoy queremos daros a conocer la parte científica que hay detrás de esta afirmación y animaros a que, tanto profesionales como padres, empleéis la música en vuestros quehaceres diarios para que los niños puedan ir asimilando sus beneficios.  

Se ha demostrado que el hemisferio derecho es el encargado de percibir y procesar las notas musicales. Sin embargo, será el cerebro en su totalidad el que se beneficie de su influencia mostrando un aumento y una mejora de las conexiones cerebrales, así como una repuesta más adecuada de adaptación al entorno. Asimismo, al evaluar los efectos de la música a través de registros electroencefalográficos, se ha encontrado que la música origina una actividad eléctrica cerebral tipo alfa. Esta actividad cerebral aparece cuando estamos en estado de relajación, nos tranquiliza y nos ayuda a concentrarnos, a tener menos miedos y a ver con más claridad nuestros objetivos.

Por todo esto, podemos decir que la música:

  • Aumenta en la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños.
  • Mejora la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejos.
  • Ofrece una nueva manera de expresión
  • Introduce a los niños a los sonidos y significados de las palabras y fortalece el aprendizaje.
  • Brinda la oportunidad para que los niños interactúen entre sí y con los adultos.
  • Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
  • Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio, y el desarrollo muscular.
  • Provoca la evocación de recuerdos e imágenes con lo cual se enriquece el intelecto.
  • Estimula el desarrollo integral del niño, al actuar sobre todas las áreas del desarrollo

 

¿Qué sucedería si añadimos estos beneficios a las terapias que ofrecemos a los niños con necesidades especiales? Como podemos imaginar, los niños con parálisis cerebral, retraso en el desarrollo, Trastorno por déficit de atención e hiperactividad o Trastorno del Espectro Autista, entre otros, son los máximos beneficiarios del uso de la música en terapia, ya que potencia la mejora de sus habilidades y les ayuda a conectar con el mundo que les rodea. Además, la música resulta una herramienta atractiva y motivante, ofreciendo un amplio repertorio, donde los niños pueden comenzar a mostrarse autónomos, decidiendo aquello que les apetece.

Los profesionales recomiendan el empleo de la música como herramienta de estimulación y de aprendizaje no sólo en el hogar sino también en el ambiente escolar, donde además favorecerá la interacción social y la adquisición de una imagen diferente de nosotros mismos y de los demás.

Como es de esperar, cada trastorno es un mundo y, dentro de él, cada niño tiene sus peculiaridades, por lo que habrá que ir adaptando el tipo de música, su frecuencia, su ritmo y volumen, según la respuesta del niño a la misma y según las indicaciones de los profesionales. Y para tener un mayor conocimiento del empleo de la música como herramienta, contaremos el próximo viernes 15 de Abril con María Victoria Fernández Fernández, terapeuta experta en musicoterapia, con quien podremos conocer de primera mano todos los aspectos a tener en cuenta a la hora de fusionar música y niños.

Os esperamos.

 

Publicado por

Pilar Madueño Cobo

Licenciada en Psicología

¿Algún comentario?