Ver más noticias

HIpersensibilidades

Publicado el 06 de Mayo de 2015 por Javier Rodríguez Cano. Archivado en Integración Sensorial Terapia Ocupacional, entorno escolar

HIPERSENSIBILIDADES       

Dudas que nos surgen a dario (en el colegio, en casa, en el parque,…)

  • Miedo excesivo a moverse en el parque, se tropieza con todo, parece no notar los golpes o no quejarse cuando se cae,…”.
  • “No quiere, le da asco y/o vomita cuando tiene que  comer determinados alimentos”.
  • “No quiere que nadie lo toque, o que jueguen con el, …”.
  • “No se viste solo, no quiere tocar determinadas prendas…”.
  • “Cuando vamos a sitios con bullicio: se tapa los oídos, se enfada, llora, grita,…”.
  • “Siempre me llaman la atención en el colegio por que desobedece, pega a los niños que tiene cerca, no puede estar sentado, todo lo que coge lo rompe o lo tira…”

Todas estas preguntas tienen la misma respuesta: dificultad en el procesamiento e integración de estímulos sensoriales para crear respuestas adaptativas en todas las actividades de la vida diaria. 

 Uno de los enfoques de trabajo de Terapia Ocupacional en la infancia es la Integración Sensorial, llevado a cabo por la Dra. Jean Ayres.

 Lo definió como la integración de los estímulos captados a través de los sentidos y analizados por el Sistema Nervioso Central para dar una respuesta adecuada a las demandas del entorno. Los sentidos que tenemos en cuenta dentro del trabajo desde esta teoría:

Sistema vestibular: postura, equilibrio, tono muscular, seguridad en la gravedad y movimientos.

Sistema táctil: lo que tocamos, los alimentos que nos rodean y que queremos comer, el vestido, el entorno social,…

Sistema propioceptivo: músculos y su actividad, nivel de actividad, posición en el entorno.

Sistema gustativo: dulce, salado, texturas…

Sistema visual: como localizamos los objetos.

Sistema Olfativo: detectar olores, agradables o no, de personas o animales.

 

Nuestras experiencias tienen:

  • Impacto motor
  • Impacto sensorial
  • Impacto conductual y cognitivo

 Signos de alerta que podemos observar

Primeros meses de vida (1-12 meses)

  • No coge la tetina o el biberón; se cansa antes de terminar.
  • Ausencia de reflejos innatos.
  • Irritabilidad extrema.
  • No juega con sus manos y pies (alrededor de los 4 meses de vida).
  • No adoptan posturas adecuadas a su nivel madurativo, les cuesta explorar el entorno cercano.
  • No tolera estar acostado boca abajo, o que lo muevan demasiado, que lo cojan…

(12-24 meses)

  • No se intenta comunicar.
  • No se pone de pie solo, buscando apoyos externos.
  • No tolera alimentos sólidos.
  • No imita, no comprende prohibiciones.
  • No explora su entorno.
  • No señala.
  • No muestra motivación por los juguetes u objetos.

(3 a 7 años)

  • No hay control de esfínteres.
  • No comprende, tiene rabietas, miedos exagerados, etc.
  • No juega con otros niños, no hay juego simbólico o traslado de función a los objetos.
  • No se interesa por realizar trabajos en grupo, le molesta estar en contacto con otros niños.
  • No muestra motivación por nada.
  • Parece torpe, descoordinado o más lento que la mayoría de niños de su edad.
  • Andar de puntillitas.

 

 TERAPIA OCUPACIONAL INFANTIL

De este modo, el trabajo desde Terapia Ocupacional en la infancia basada en el enfoque de la Integración Sensorial es la encargada de que el niño de manera autónoma consiga realizar respuestas adaptativas a las demandas del entorno.

 

Publicado por

Javier Rodríguez Cano

Terapeuta Ocupacional Máster de Terapia Ocupacional en la Infancia.

¿Algún comentario?

Somos un equipo de profesionales expertos en neurorehabilitación infantil ubicados en Almería y ofrecemos innovadoras terapias personalizadas.

Conócenos