Ver más noticias

La vacunas no representan riesgo alguno para el neurodesarrollo de los niños

Publicado el 02 de June de 2015 por Fernando Sánchez Santed. Archivado en Factores de Riesgo y Alteraciones en el Neurodesarrollo

Las vacunas son el mayor éxito de la sanidad pública conocido. Han contribuido a salvar cientos de miles de vidas, y a evitar el sufrimiento por diversas enfermedades de millones de niños. A pesar de que estos datos son incontrovertibles, todavía hay padres que miran con temor a las vacunas. Este rechazo puede ser debido a diversas razones: filosóficas e ideológicas, mala información, asunción de peligrosidad. Este último punto, la posible peligrosidad de las vacunas, ha estado en boga en los últimos años, y lamentablemente sigue estándolo en la actualidad en determinados círculos. Uno de los argumentos tiene que ver con el Timerosal, utilizado como conservante (antiséptico y antigúngico) en algunas vacunas, como la de la viruela. Es un compuesto organomercúrico, y es precisamente la presencia de mercurio generó una corriente en contra de su uso, y la decisión de miles de padres de no vacunar a sus hijos, con el consiguiente riesgo de enfermedades e incluso malformaciones. La razón del rechazo, una supuesta semejanza de los síntomas del autismo y de los síntomas de intoxicación por mercurio.

Afortunadamente existen numeros y excelentes trabajos epidemiológicos mostando que no hay asociación alguna entre autismo y exposición a mercurio por vacunación, o dicho de otra manera, entre exposición a Timerosal y autismo (para más información al respecto: http://www.neurologia.com/sec/resumen.php?or=web&i=e&id=2009761). Quedaba todavía alguna duda, y era si la exposición repetida a Timerosal por el esquema de vacunación actual, que implica el tratamiento hasta la adolescencia, podía todavía suponer algún riesgo. En el comentario que podréis leer en este enlace, asociado a un artículo recién publicado, podemos comprobar que la exposición repetida de animales experimentales a timerosal, simulando un esquema de vacunación actual, no tiene consecuencias sobre su desarrollo psicomotor, social o cognitivo. Esperamos contribuir a la tranquilidad de los padres que todavía tienen un conflicto ante las vacunas. No dudéis de su seguridad, y menos de su eficacia.

Publicado por

Fernando Sánchez Santed

Licenciado en Psicología, Doctor en Psicobiología y Catedrático por la Universidad de Almería, Fernando es socio fundador de InPaula.

¿Algún comentario?