Ver más noticias

Cólico del lactante

Publicado el 01 de June de 2015. Archivado en FISIOTERAPIA INFANTIL

¿Qué es el cólico del lactante?

El cólico del lactante es un cuadro de malestar que aparece con frecuencia en los bebés entre los 15 días y los 4 meses de vida.

Es un conjunto de signos y síntomas que cursa con gases, reflujo y/o estreñimiento además de un llanto inconsolable. Su causa es multifactorial y está autolimitado en el tiempo (no se da después de los 6 meses de edad).

 

El síntoma más característico y el que más angustia a los padres es el llanto fuerte e inconsolable del bebé, que aparece aunque sus necesidades básicas estén cubiertas (esté bien alimentado, la temperatura sea adecuada, haya descansado lo suficiente y sienta la cercanía y calor de los padres). Es un llanto muy característico, desesperado, de inicio brusco y de varias horas de duración.

La explicación más extendida en cuanto a la identificación del cólico del lactante es la que dio Wessell en 1954: el llanto intenso debe darse más de 3 horas al día, más de 3 días a la semana y durante más de tres semanas. La explicación que dan los padres sobre su bebé es que en un determinado momento del día o de la noche el pequeño se transforma, parece otro, empieza a  llorar desconsoladamente y son incapaces de averiguar qué le pasa. Este llanto va acompañado de otros síntomas menos visibles para los padres que producirán gran malestar e irritabilidad en el bebé: gases, reflujo gastroesofágico, irritabilidad, falta de descanso durante el día y/o la noche, estreñimiento o cambios en las deposiciones, etc.

Causas, diagnóstico y tratamiento:

El cólico del lactante no es una enfermedad, pero es la principal causa de consulta para los pediatras en bebés menores de 6 meses. Existe cierta tendencia a decir que su causa es desconocida, cuando lo que ocurre realmente es que puede estar provocado por diferentes factores que coexisten a la vez.

Las causas que provocan el cólico del lactante son muy variadas: inmadurez del sistema digestivo, desequilibrios en la movilidad intestinal, inmadurez neurológica, un modelo de crianza o conducta alimentaria no adaptados a las necesidades del bebé, intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de la leche de vaca, ...etc.

 

.

 

El diagnóstico suele hacerlo el pediatra de Atención Primaria sin necesidad de realizar pruebas complementarias, a partir de los síntomas y la Historia Clínica del paciente; también podemos hacer una valoración del cólico del lactante desde la fisioterapia.

Aún sabiendo que el cólico del lactante es autolimitado en el tiempo y desaparecerá por sí sólo en pocos meses, existen medidas terapéuticas que ayudarán a calmar el malestar del bebé (cambios en la manera de cogerlo en brazos y en su posicionamiento en la cuna, en el modelo de crianza, en la dieta del bebé y/o de la madre en el caso de que mantengan lactancia artificial, …). Estas medidas conseguirán reducir su irritabilidad, su llanto inconsolable y la angustia y desesperación que éste causa a los padres.

¿Cuál es el papel del fisioterapeuta en el cólico del lacante?

Diagnóstico: un fisioterapeuta especialmente formado en este tema dispone de las herramientas necesarias para diferenciar si un bebé tiene cólico del lactante, de mayor o menor gravedad, o riesgo de desarrollarlo.

Prevención: puede hacer funciones de promoción de la salud ofreciendo a los padres formación y consejos generales que favorezcan el proceso digestivo y el desarrollo de su bebé, enseñándoles ergonomía maternoinfantil, diferentes posturas para cogerlo y relajarlo, así como  protocolos de masaje que puedan hacer en casa para prevenir las crisis cólicas. 

 

Tratamiento: en los casos de bebés que padecen cólico del lactante o que muestran síntomas claros de molestias (gases, estreñimiento,…) el fisioterapeuta puede realizar masajes específicos en la zona orofacial para facilitar el correcto agarre al pecho y la succión, trabajar la fascia superficial, realizar técnicas de mobilizadión global y trabajar la función y estructuras del sistema digestivo.

 

Gracias a Mari Carreño por cedernos la foto y a Raquel Chillón por su dedicación y formación ofrecida.

 

Recomendamos: 

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-...

 

¿Algún comentario?