Ver más noticias

La importancia de la estimulación temprana en el lenguaje

Publicado el 12 de May de 2015 por Yasmina Medina Iruela. Archivado en Estimulación temprana, Logopedia, lenguaje.

La estimulación temprana consiste en un conjunto de técnicas que son aplicadas en las primeras etapas de la vida del niño (0-6 años) con las que se fortalecen y potencian habilidades básicas  necesarias para desenvolvernos en la vida diaria (motoras/físicas, sociales y cognitivas).

                 

En cuanto al lenguaje se refiere, el desarrollo del mismo es variable de unos niños a otros aunque existen unas escalas mínimas que rigen y guían dicha evolución. Algunas dificultades que acontecen al desarrollo del lenguaje están ligadas a baja estimulación en etapas tempranas, alteraciones en el neurodesarrollo, dificultades motoras del aparato bucofonatorio…etc. Todas estas deben ser abordadas de forma específica y precoz ya que la capacidad de aprendizaje se hace más notoria en los primeros años de vida (mayor neuroplasticidad).

Desarrollo del lenguaje infantil.JPG (inazuma.wikia.com)

 

Cuando queremos mejorar y crear conciencia de la importancia de los primeros años de vida en el desarrollo del ser humano, hay que tener en cuenta que la estimulación básica comienza desde el hogar a fin de prestarle una atención adecuada y una exposición paulatina a su medio cultural promoviendo experiencias novedosas que potencien nuevos aprendizajes.

El entorno puede favorecer el desarrollo del lenguaje de múltiples formas:

  1. Durante el embarazo podemos interactuar con nuestro bebé mediante nuestro tono de voz (papá y mamá),  dirigiéndonos a él por su nombre..etc. Por otro lado, la música estimula el desarrollo lingüístico, puesto que propicia conexiones neuronales activas en el campo del lenguaje y disminuye los niveles de estrés.
  2. De 0-2 años iniciamos en el uso de juguetes, le mostramos fotografías y dibujos mientras vamos emitiendo frases cortas y sencillas…etc. Además de asociar determinadas canciones a diferentes momentos del día (desayuno, baño, cena…).
  3. A partir de los 3 años el lenguaje se ha ampliado en cuanto a número de palabras conocidas, ha aumentado el uso de la negación “no”, han aparecido las primeras combinaciones sustantivo-adjetivo. La lectura de cuentos potencia y mejora habilidades cognoscitivas como la creatividad e imaginación, necesarias para los aprendizajes académicos que tendrán lugar posteriormente.                                   

La atención temprana en niños con dificultades, ha de girar entorno a un marco multidisciplinar en el que se incluyan profesionales de distintos campos (logopedas, neuropsicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales…etc). El pediatra sería el encargado de detectar y derivar a los servicios especializados en dicha estimulación, así como de informar a los padres de las posibilidades y mejoras que conllevan una estimulación precoz a todos los niveles.

Publicado por

Yasmina Medina Iruela

Diplomada en Logopedia y Graduada en Psicología. Es nuestra especialista en motricidad orofacial y en trastornos específicos del lenguaje (TEL).

¿Algún comentario?