Ver más preguntas frecuentes
A lo largo del día mi hija inicia muchas actividades y tareas pero no finaliza ninguna, ¿cómo puedo trabajar con ella para que aquello que empiece lo termine y no lo deje a medias?

Quizá tu hijo tenga dificultades para atender o controlar impulsos. En cualquier caso, resulta fundamental establecer un horario y una rutina, tanto de trabajo como de ocio con nuestros hijos. A lo largo de la tarde, lo primero que deben hacer los niños son sus tareas escolares y, una vez finalizadas éstas, deben realizar aquellas actividades de carácter más lúdico o de ocio.

Es preciso asignar un tiempo concreto para la realización de todas aquellas actividades y tareas, siempre respetando las características personales del niño y el tiempo estimado como necesario o adecuado para la realización de las mismas. Asimismo, suele ser recomendable dividir las tareas en partes más pequeñas para evitar la fatiga y establecer pequeñas pausas y descansos entre las diferentes partes en las que hemos divido éstas. No olvidemos que siempre hay que recompensar la consecución exitosa. Esto es, si tu hijo inicia y finaliza una tarea es preciso proporcionarle algún tipo de refuerzo (gesto de cariño, una chuche, palabra de alabanza, etc.)