Ver más preguntas frecuentes
¿Cómo afecta la hipotonía al desarrollo del bebé?

Se dice que un niño tiene hipotonía cuando su tono muscular es bajo.

Esto quiere decir que el grado de contracción de sus músculos en reposo es menor del esperado para su edad, por lo que dará la sensación de ser un niño flácido, relajado, con poca fuerza pero con mucha flexibilidad. Además  mostrará dificultad para adoptar posturas correctas, ya que a su musculatura le cuesta trabajar en contra de la gravedad y mantener la alineación del cuerpo.

La hipotonía es característica de algunas alteraciones genéticas como el Síndrome de Down, la acondroplasia o el Síndrome de Prader Willi pero otras veces aparece como un síntoma aislado sin estar asociado a ninguna causa conocida.

Durante su desarrollo, el bebé con hipotonía mostrará dificultad para succionar, para conseguir el control de la cabeza, para cambiar de posición… Su desarrollo motor será más lento y conseguirá sentarse o caminar más tarde que otros niños de su edad. Un especialista en fisioterapia pediátrica podrá ayudarle a mejorar su tono muscular, fomentar su control postural, enseñarle estrategias para favorecer su desarrollo motor y su participación, mejorar su propiocepción y prevenir la aparición de deformidades.